Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 13 de febrero de 2020

Red velvet donuts



San Valentín: ese día del año en el que todo se llena de colores rojos, rosas y corazoncitos... Excusa para hacer de nuevo el "red velvet", esta vez en forma de donuts.
Y es que, cuando hay poco tiempo, doce minutitos de horno se pasan enseguida. Y la decoración, ¡nada más fácil! A fundir chocolate blanco y adornar con unas migajas del bizcocho, si no hay otra cosa.

En años anteriores os había dejado la receta de los cupcakes de terciopelo rojo y la del brownie-cheesecake. Si no os queréis complicar tanto la vida, os encantará la receta de este año, que lo mismo nos sirve para unos donuts, que para unas tortitas o magdalenas.
Como estoy intentando reducir un poco el azúcar y probar edulcorantes, la he hecho con xylitol, el azúcar de abedul del que ya os he hablado en alguna ocasión. Si preferís poner azúcar normal, sería la misma cantidad.


El color rojo de la masa, originalmente, viene de la reacción del vinagre y el bicarbonato, que tornan rojizo el cacao. Yo les he puesto también colorante rojo, porque si no el color queda bastante flojo. (He utilizado el "Red Red" de la marca Wilton.)

Con estas cantidades salen 8 donuts, o un montón de tortitas en la sartén, si no tenéis molde para donuts. También sirve para las gofreras de silicona que van al horno.


Para los donuts "terciopelo rojo":

lunes, 10 de febrero de 2020

Cookies de chocolate y toffee



Hace tiempo que no escribo una receta de cookies, creo que desde que publiqué las galletas con kitkat. Llevaba meses con la idea de hacer unas con cacao para ponerles una bolsa de pedacitos de toffee que compré en un viaje a Inglaterra, y que con tanto esperar ya estaba próxima a caducar.
Si no encontráis por aquí estos trocitos de caramelo, siempre se pueden comprar unos toffees a granel en las tiendas de chuches y picarlos en pedacitos con un cuchillo. O ¿por qué no? Directamente los cambiamos por más trocitos de chocolate, que nunca sobran.


La receta es superfácil: fundimos la mantequilla, la batimos con el azúcar y vamos añadiendo todo lo demás. A mí lo que más pereza me da de ponerme a hacer galletas es el paso de "batir la mantequilla en pomada con los azúcares" y, desde que la utilizo fundida, ya no me cuesta ponerme a galletear...

Con estas cantidades me han salido 27 galletas, para que os orientéis con el tamaño. Que también me parece una lata lo de pesar las bolitas de masa, así que las hago a ojo. Un truco: si queréis que vayan con el mismo tamaño, podéis utilizar una cuchara de sacar bolas de helado para coger las porciones de masa iguales.


Para las cookies de chocolate y toffee:

lunes, 3 de febrero de 2020

Bizcocho de turrón de yema


¿Os queda aún algún resto de turrones y dulces navideños? A mí este año me ha sobrado una tableta de turrón de yema tostada, y la he reciclado en forma de bizcocho.
Se está convirtiendo en una costumbre esto de aprovechar los turrones así: anteriormente ya os presenté el bundt de turrón de jijona y el bizcocho de turrón de chocolate al ron con pasas ¡y mira que es raro que en mi casa sobre algo de chocolate!
Pues bien, el de "aprovechamiento 2020" toca de yema. El año que viene, ya veremos...


Este es sencillísimo de preparar: he tuneado el bizcocho de yogur de toda la vida, cambiando una de las medidas de azúcar por 200g de turrón de yema en trocitos. Y está delicioso, ¡para repetir! Ahora es cuando me da pena que no me hayan sobrado dos tabletas en vez de una, je, je...


Para el bizcocho de turrón de yema:

domingo, 19 de enero de 2020

Magdalenas "formigueiras"



¿Y por qué "magdalenas formigueiras"? Os cuento: hay un bizcocho muy popular en Brasil, en forma de corona, que lleva entre sus ingredientes un montón de fideos de chocolate. Esta cantidad de virutas hace que, una vez horneado, tenga un aspecto de "nido de hormigas", y de ahí su nombre: "bolo formigueiro".

Como yo no quería un bizcocho grande, sino unas magdalenas, sólo he cambiado la manera de llamarlo.


Con las cantidades que he puesto, me han salido 14 magdalenas. Veréis que los fideos les dan un toque diferente y muy rico.


Para las magdalenas formigueiras:

lunes, 13 de enero de 2020

Vasitos de cheesecake en olla lenta


Este año los reyes magos me han traído unos preciosos vasitos de cristal con tapa, y estaba deseando estrenarlos.
Para ello, se me ocurrió probar a hacer tarta de queso y cuajarla utilizando mi olla lenta. Hace un par de meses que me compré la crockpot de 3,5 litros y estoy encantada con ella. De recetas dulces ya he hecho en ella varios bizcochos y muffins, sin tener que encender el horno, y la verdad es que quedan riquísimos.

Si no tenéis olla lenta, podéis cuajar la cheesecake en el horno, poniendo los vasitos al baño maría.
(Si no tenéis vasitos con tapa, podéis utilizar vasitos de yogur de cristal y tapar con papel de aluminio.)
Con los ingredientes que os pongo me han salido cuatro raciones de buen tamaño.
A dos les he puesto galleta triturada en el fondo, haciendo de base, y a los otros dos no. Esto es porque a mí me gustan más las tartas de queso sin bases de galleta. En lugar de galletas, podéis poner bizcocho desmigado bañado en café, si lo preferís.
Los lácteos que he utilizado son "sin lactosa". Si sois celiacos, recordad usar galletas sin gluten para la base. o no ponerles.


Para los vasitos de cheesecake:

viernes, 3 de enero de 2020

Roscón de reyes de chocolate



Ya os he contado en alguna ocasión que en casa siempre es mi madre la que hace los roscones. Con prefermento y a mano, ¡nada de amasadoras! Pero como yo siempre necesito probar cosas nuevas, el año pasado os dejé la receta de la galette des rois y este año os traigo la del roscón de chocolate.
Que no es otra cosa que el roscón de reyes tradicional, pero añadiendo cacao a la masa. Sin más.

Este roscón gustará mucho a quien no le haga tilín el sabor del agua de azahar: porque llevar, lo lleva, pero queda bastante ahogado por el cacao. Podríais incluso prescindir de él y sustituirlo por más leche.

No le he puesto prefermento. Lleva solamente dos levados, que para mí son suficientes. Como veis en el corte, ha quedado muy esponjoso. Sí me gusta añadir un poco de miel a este tipo de masas, porque me parece que ayuda a conservar la bollería tierna más tiempo.


Si queréis, podéis hacer un levado largo en la nevera: tras formar las bolitas y el roscón, lo dejáis un rato a temperatura ambiente para que arranque la fermentación y lo metéis después toda la noche en la nevera. Al día siguiente, lo sacáis una hora antes de hornearlo, para que atempere.

Os dejo la receta. Yo lo he amasado en la panificadora (para las masas levadas es mi maquinita preferida) pero os pongo también los pasos con thermomix.


Para el roscón de chocolate:

martes, 31 de diciembre de 2019

Marquesitas de cacao


¡Buenos días! Hoy os traigo mi última receta del año, unas marquesitas de cacao.
Las marquesitas, un dulce típico de Toledo, son unas pequeñas magdalenas hechas con almendra. Junto con los mazapanes, son mis dulces navideños preferidos. ¡Me encanta todo lo que lleva almendra!


Este año, para cambiar un poco, les he puesto cacao para hacer marquesitas de chocolate. Y para otra vez, probaré a hacerlas "normales" con algún relleno... Pero, por el momento, os dejo la receta de estas.
Son, además, sin gluten, ya que la pequeña cantidad de harina que llevan la he puesto de maicena. (Podríais poner harina de arroz, si os gusta más.) Aseguraos, si sois celiac@s, de utilizar un impulsor sin gluten. ¡Y tampoco llevan lactosa! Ideales para mí...
Con estas cantidades me han salido veinte.


Para las marquesitas de cacao: