Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 9 de enero de 2015

Tiramisú italiano



Hoy os traigo uno de los postres favoritos de mi casa, el auténtico tiramisú italiano. El tiramisú es un postre de cuchara, formado por capas de bizcochos savoiardi (que son bizcochos duros) mojados en café, crema de mascarpone, azucar y huevos, y cubierto de cacao. Desgraciadamente, en la mayoría de los restaurantes lo "adulteran" con nata, cosa que odio, por lo que antes de pedirlo, pregunto siempre "?Lleva nata?"... Y la mayoría de las veces, me quedo sin postre.

Aún no he encontrado, en ningún restaurante, un tiramisú que me guste más que el mío, así que os comparto la receta, por si os apetece probarla. Hacedlo el día anterior a consumirlo, porque así la crema asentará, cogerá más cuerpo y los bizcochos se empaparán y cogerán todo el sabor del café.
A la receta original, le añado un poco de chocolate fundido sobre los bizcochos; en casa, como buenos amantes del chocolate, nos gusta más así. Y sólo utilizo 3 de las cinco claras de huevo, para que la crema no quede demasiado líquida.

Aunque os pongo la receta de forma tradicional o con thermomix, os diré que yo sólo utilizo la thermo para montar las claras. Prefiero batir a mano el queso con el azúcar y las yemas, porque con la thermo es fácil pasarse y que nos quede una mezcla muy líquida.


Para el tiramisú:

Bizcochos savoiardi (o los que tengáis, pero duros. Los de soletilla se deshacen demasiado)
500 g de mascarpone
130 g de azúcar
3 claras de huevo
5 yemas
250 ml de café expresso, frío y mezclado con 2-3 cucharadas de brandy o marsala dulce
50 g de chocolate negro (lo fundimos, con 2 cucharadas de leche)
Cacao para espolvorear (también sirve chocolate rallado)

Montamos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal, y reservamos. (Si lo hacéis en thermomix, son 3 minutos a velocidad 4, con la mariposa)
 Batimos las yemas con el azúcar hasta que ésta se haya disuelto. (Podéis hacerlo en la thermo, 3 minutos a vel.3)
 Añadimos el mascarpone y batimos lo justo para tener una crema homogénea. A esto, le añadimos las claras montadas, con movimientos envolventes.


Ponemos en una fuente, mejor alta y cuadrada o rectangular, una capa de bizcochos y los remojamos con cucharadas de la mezcla de café y licor. (No hace falta que queden empapados, con el reposo en la nevera terminarán de humedecerse.)


Sobre los bizcochos mojados, extendemos un poco del chocolate fundido (ya tibio o frío) y cubrimos con una capa generosa de crema. Repetimos con otra capa de bizcochos mojados, chocolate fundido y crema. Podéis poner más capas, pero a mí me gusta con dos.


Lo guardamos en la nevera para que repose hasta el día siguiente. En este tiempo, los bizcochos terminarán de empaparse y la crema, que habíamos aligerado con las claras montadas, cogerá más consistencia.
Sobre la última capa de crema, espolvoreamos el cacao o el chocolate rallado, mejor en el momento de de servir.





1 comentario:

  1. Ummmmmmmmmmm que pintaaaaaaaaaa de buena gana daba cuenta de un trocito ,a mi me encanta el tiramisu e igual que tu no me gusta nada mas que el que yo hago y todo el mundo que lo prueba dice que esta de vicio .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar