Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 22 de enero de 2018

Brownie de boniato (Sin harina. Paleo)



Hoy quiero compartir con vosotros mi receta de brownie de boniato. Sí, habéis leído bien. Me encantan los boniatos asados con canela y, cada vez que enciendo el horno para una cocción larga (pollo, tartas de queso, etc.) aprovecho para meter también algún boniato entero, bien lavado y envuelto en papel de aluminio. Están buenísimos simplemente espolvoreados con canela molida, pero a veces me desprendo de uno para hacer un brownie de chocolate sanote.

Este brownie no lleva gluten ni lactosa, y en lugar de harina suelo ponerle almendra molida. (Pero podéis utilizar la harina que más os guste.)
Su textura, recién hecho, recuerda un poco al cremoso coulant, y refigerado es más bien como una tarta mousse de chocolate...¡Sin nata!
Vamos con la receta:


Para el brownie de boniato: (molde de 15cm de diámetro)

sábado, 20 de enero de 2018

Bombones rocas de chocolate y almendra



¡Hola a tod@s! Receta exprés para hoy, unas roquitas de chocolate y almendras, que fueron unos de los bombones que incluí en los tarros que les regalé por reyes a mi madrina y a mi prima.
Los otros bombones eran los de mazapán al cointreau, otros de crocanti de almendras, unas trufas y los de chocolate blanco con arándanos y pistachos. De todos ellos, mis favoritos son los de mazapán y las roquitas que os traigo hoy.

Son sencillísimas de elaborar, y podéis hacerlas con vuestro chocolate preferido. Yo he mezclado dos, uno con leche y otro con 70% de cacao, y he utilizado cubitos de almendra natural. Podéis comprar almendra entera y triturarla, pero esta opción es más rápida y los trocitos no quedan tan desiguales.


Para las roquitas de almendra:

jueves, 11 de enero de 2018

Bombones de mazapán al cointreau



Ya sé que hemos vuelto a la rutina tras el trajín de las navidades, y nos hemos despedido del roscón, los turrones, los mazapanes y demás dulces navideños. Pero como suelo ir con retraso con esto de subir las recetas, aún os voy a poner hoy los bombones de mazapán que hice para el día de reyes, ¡que si espero a diciembre se me vuelve a pasar la vez!

Son una  variación de los que traía la revista de thermomix de mazapán con naranja: los míos son de mazapán al cointreau, pero si queréis hacerlos para niños, cambiad el licor por zumo.
Con las cantidades que os pongo, salen unas dos docenas, según tamaño.
El chocolate utilizado es mitad con leche, mitad negro con 70% de cacao. Me gusta mucho cómo queda esta mezcla para bañar postres.


Para los bombones de mazapán al cointreau:

viernes, 29 de diciembre de 2017

Bizcocho de turrón de chocolate al ron con pasas



¡Buenos días! Aún no han terminado las fiestas navideñas, y ya empiezo con las recetas de aprovechamiento de turrones, je, je.
Este bizcocho surgió a causa de un turrón de chocolate al ron con pasas que compramos y no nos gustó mucho, tenía poco sabor a chocolate. Y como no íbamos a tirarlo, lo reciclé en bizcocho, añadiendo cacao y un chorro de ron. ¡Y qué rico! Lo llevé anteayer al trabajo, (dejando un trozo en casa para el Probador Oficial, que ya me está reclamando que lo repita) y ¡voló!

Si tenéis por casa tabletas de turrón sobrantes, aprovecho para recordaros este bundt de turrón de jijona, que también está de vicio, y estos muffins de turrón.


Para el bizcocho de turrón de ron con pasas:

sábado, 23 de diciembre de 2017

Panetone de chocolate y avellanas sin lactosa (panificadora)


Este año no he hecho galletas navideñas, y no sé si me dará tiempo a hacerlas, puesto que apenas hace unos días que hemos vuelto de las vacaciones. (Con mucha pena, porque ¡nos ha encantado Vietnam! Es un país increíble, que merece la pena visitar.)

A cambio, os traigo la receta del panetone. Llevaba años sin hacerlo, porque nunca me gustaba el resultado, pero vi esta receta en el foro de Panificalocas y tenía que probarla. Le he hecho algunos cambios para hacerla sin lactosa, y he añadido más azúcar, porque yo soy muy golosa, y venía con mono de dulce de Vietnam. (¡Allí usan muy poco el azúcar!)

Estoy encantada con el resultado: sabor a panetone de verdad, y una miga muy esponjosa. Como no tenía moldes de papel, he utilizado un aro alto engrasado con mantequilla. Podéis utilizar un aro más bajo, si lo forráis por dentro con papel de hornear, dejando que sobresalga hacia arriba.
Lo horneé en el horno porque quería la forma típica del panetone, pero si queréis podéis hacerlo íntegramente en la panificadora, apagándolo 15 minutos antes de que termine el tiempo de horneado.


Para el panetone de chocolate y avellanas:

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Tarta de natillas (sin azúcar)



Esta es la tarta que hice para celebrar mi cumpleaños. Como tengo un familiar diabético, la preparé sin azúcar, para que pudiera comerla sin remordimientos.
Utilicé xylitol (azúcar de abedul) que tiene un índice glucémico muy bajo y no se metaboliza a través de la insulina, por lo que es muy bien tolerado por las personas con diabetes.

Este tipo de azúcar fue descubierto por un químico alemán a finales del siglo XIX, y su producción industrial surgió en Finlandia en la segunda guerra mundial, debido a la escasez de otros azúcares. De aspecto es muy parecido al azúcar "normal", y tiene la misma dulzura, por lo que podemos sustituirla en las recetas en iguales cantidades. (Ojo, que a partir de cierta cantidad, puede tener efectos laxantes.)
El xylitol no produce caries, (es muy utilizado en la fabricación de chicles) y tiene casi la mitad de calorías que el azúcar. ¿Cuál es el inconveniente? Pues su precio, que es bastante caro: un bote de 500 g cuesta alrededor de 8 euros, ¡no todo podían ser ventajas!


Para la tarta de natillas: (molde de 16 cm)

martes, 21 de noviembre de 2017

Melindres



Hoy os traigo la receta de los dulces que nos compraban de niñas en las fiestas, esas rosquillas recubiertas de glaseado, típicas de Galicia.

La encontré cuando buscaba recetas para aprovechar yemas sobrantes de otra receta, y la adapté a la cantidad que tenía, cinco. Como no tenía mantequilla, utilicé aceite de girasol.
Las recetas originales no llevan azúcar en la masa, sólo en el glaseado. Yo le añadí dos cucharadas, porque no me convencía eso de no ponerles nada, y quedaron muy ricas. (¡Con tanto cambio, vamos a llamarlos "melindres a mi manera"!)

Con estas cantidades me han salido 27, para que os hagáis una idea del tamaño, si probáis la receta.


Para los melindres a mi manera: