Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 19 de marzo de 2019

Roscas de anís al horno



De niñas, a mi hermana y a mí nos encantaban unas galletas en forma de rosquilla que sabían a anís. Y nos siguen gustando todas las galletas que nos recuerden aquel sabor, como unas pastas gomeras que nos trae mi madre cuando va a Canarias.

El otro día me entraron las ganas de hornear y probé a hacer unas galletas en forma de rosquillas añadiéndoles anís. ¡Estaban buenísimas! Tiernas, y con un olor delicioso en la cocina.
Con los días, la masa endurece un poco y saben igual que aquellas rosquillitas pequeñas que vendían en los puestos de las fiestas de los pueblos. (Al menos en Asturias, no sé si en el resto de España las hay.)

Total, que se han merecido estar en el blog para repetirlas muchas veces. Os pongo la receta, que no puede ser más sencilla: llevan aceite, anís, leche, azúcar, harina e impulsor. ¡Todo mezclado y a formar rosquillas!


Para las galletas-roscos de anís:

jueves, 14 de marzo de 2019

Torta de maíz (al estilo de Guitiriz)



¡Buenos días! La semana pasada compré harina de maíz para hacer tortos (los famosos tortos asturianos) y me sobró un montón. Pensando qué más hacer con ella, me acordé del bizcocho de maíz que hacen en Guitiriz y me puse a buscar la receta que me había dado, hace años ya, una compañera gallega.

La receta es para un bizcocho gigantesco, así que yo lo hice con la mitad de los ingredientes. Veréis que hay un montón de recetas en las que varía la cantidad de harina de maíz, pero todas suelen llevar una cantidad de harina de trigo mezclada. Eso es para que la miga no quede demasiado pesada. Yo pongo mitad harina de maíz, mitad de trigo. (Podéis probar a cambiar la de trigo pot harina de arroz para tener una versión sin gluten.)

En la receta original las claras van montadas a punto de nieve. Yo no lo hago, me da una pereza tremenda montar claras y estar separándolas de las yemas. Veréis que pongo dos maneras de hacerlo, según utilicéis o no la thermomix: si usáis una batidora normal, batid primero la mantequilla blanda con el azúcar y después vais añadiendo los huevos.. Con la thermomix, para una versión más rápida, yo bato bien los huevos con el azúcar con la mariposa puesta y temperatura 37º, y voy añadiendo la mantequilla blandita, que se integra perfectamente.
El chorrito de anís no es imprescindible, pero le da un punto buenísimo. Mi hermana ha probado a cambiarlo por brandy, y no es lo mismo...


Para la torta de maíz:

lunes, 4 de marzo de 2019

Magdalenas de avellana


¡Buenos días! Empezamos la semana con unas magdalenas de avellana para desayunar. No necesitan mucha presentación: integrales y muy, muy ricas. Me gustan mucho los bizcochos que llevan frutos secos, de hecho uno de mis favoritos es el cake de avellana y pepitas de chocolate que compartí en los primeros meses del blog, allá por 2013.

Con estos ingredientes os saldrán 10 o 14 magdalenas, según el tamaño de vuestras cápsulas de papel. Estas son de cartón y llevan más cantidad de masa.


Para las magdalenas de avellana:

jueves, 28 de febrero de 2019

Crema al whisky tipo baileys (sin lactosa)


¿A vosotr@s os gusta el baileys? A mí sí, ya sea con hielo o alegrando el café de después de comer. Desde que soy intolerante a la lactosa no he vuelto a comprarlo, pero sí que he probado a hacerlo en casa varias veces.
¡Y creo que por fin he dado con las proporciones adecuadas! La primera vez me pasé con el cacao y quedó demasiado sabor a chocolate. Que estaba rico, pero era licor de chocolate, no de café al whisky.

Pero esta vez me ha salido espectacular... Así que ya no hago más pruebas, me quedo con estas cantidades y aquí os pongo la receta para un litro de delicioso licor.
La nata y la leche condensada sin lactosa las he comprado en mercadona. El whisky también, es uno corriente que uso para cocinar, "James Webb", un blended que cuesta unos seis euros.


Para mi versión del baileys sin lactosa:

lunes, 18 de febrero de 2019

"Twix" saludables



Os contaba en la receta anterior que había comprado un montón de dátiles para hacer el sticky toffee pudding sin quedarme escasa. Concretamente, ¡una caja de un kilo! Así que se me ocurrió hacer una versión "saludable" de las chocolatinas twix, al estilo de las que se ven en instagram, con el caramelo de dátil: algo parecido a la receta del toffee vegano.

Y me salieron estas barritas. Que están muy ricas, pero cometí el fallo de bañar en chocolate el bloque entero, y al partirlas se salía el caramelo. La próxima vez que las haga, cortaré primero las barritas y las cubriré después, para no pringarme los dedos al comerlas.

Para la base podéis hacer cualquier receta de galleta que os guste. Yo he mezclado harina de espelta, maicena y almendra molida y me ha gustado el resultado. Podéis ponerla toda de espelta, o usar trigo, si os gusta más.
Utilicé un molde alargado de cake.


Para los twix saludables:

miércoles, 13 de febrero de 2019

Sticky toffee pudding (pastel de caramelo)



Hoy os traigo mi receta de "sticky toffee pudding" o, traduciendo, pastel de caramelo pegajoso. La primera vez que lo probé fue en Londres, en 2009, y no volví a acordarme de él hasta hace unos meses, cuando lo tomamos en Edimburgo.
Este postre tiene un sabor dulce y acaramelado, delicioso, gracias a su ingrediente imprescindible: los dátiles. Os confieso que ya he intentado hacer este pastel un par de veces, pero siempre me comía los dátiles...¡Me encantan! En esta ocasión compré el doble de los que necesitaba, para no quedarme escasa si metía mano a la bolsa. (Como efectivamente ocurrió.)


En el libro "Confort food" de Jaime Oliver sale una receta del sticky toffee pudding, pero me abrumaba un poco la idea de echarle casi medio kilo de dátiles a un bizcocho... Así que las cantidades las reduje a mi manera, y estoy contenta con el resultado. Podéis remojar los dátiles en earl grey, como hace Jaime, pero yo he utilizado simplemente agua caliente.


Para el sticky toffee pudding: (molde de 20x20 cm)

sábado, 9 de febrero de 2019

Natillas de turrón


¡Buenos días! ¿Qué tal se presenta el fin de semana? En Oviedo ha salido el sol y, aunque haga frío, eso ya anima.
Estos días estoy un poco perezosa para escribir recetas, así que hoy os dejo un postre rapidito: unas natillas de turrón de jijona.
Es curioso cómo cambian nuestros gustos con el tiempo: de niña el único turrón que me gustaba era el de chocolate con frutos secos de Nestle.. Y ahora me sigue gustando, pero también me encanta el de jijona. Por eso suelo comprar alguna tableta antes de que acaben las navidades, y la guardo para más adelante, para hacer bizcocho, helado... ¡O comérmela a trocitos de postre con el café!

Estas natillas, como todas, son muy sencillas y rápidas de preparar. Como el turrón ya tiene suficiente azúcar, les he puesto stevia líquida de la que venden en mercadona, pero también podéis hacerlas con 80 o 90 g de azúcar.
Con estas cantidades os saldrán entre 6 y 8 raciones, según tamaño.


Para las natillas de turrón: