Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 13 de febrero de 2019

Sticky toffee pudding (pastel de caramelo)



Hoy os traigo mi receta de "sticky toffee pudding" o, traduciendo, pastel de caramelo pegajoso. La primera vez que lo probé fue en Londres, en 2009, y no volví a acordarme de él hasta hace unos meses, cuando lo tomamos en Edimburgo.
Este postre tiene un sabor dulce y acaramelado, delicioso, gracias a su ingrediente imprescindible: los dátiles. Os confieso que ya he intentado hacer este pastel un par de veces, pero siempre me comía los dátiles...¡Me encantan! En esta ocasión compré el doble de los que necesitaba, para no quedarme escasa si metía mano a la bolsa. (Como efectivamente ocurrió.)


En el libro "Confort food" de Jaime Oliver sale una receta del sticky toffee pudding, pero me abrumaba un poco la idea de echarle casi medio kilo de dátiles a un bizcocho... Así que las cantidades las reduje a mi manera, y estoy contenta con el resultado. Podéis remojar los dátiles en earl grey, como hace Jaime, pero yo he utilizado simplemente agua caliente.


Para el sticky toffee pudding: (molde de 20x20 cm)

sábado, 9 de febrero de 2019

Natillas de turrón


¡Buenos días! ¿Qué tal se presenta el fin de semana? En Oviedo ha salido el sol y, aunque haga frío, eso ya anima.
Estos días estoy un poco perezosa para escribir recetas, así que hoy os dejo un postre rapidito: unas natillas de turrón de jijona.
Es curioso cómo cambian nuestros gustos con el tiempo: de niña el único turrón que me gustaba era el de chocolate con frutos secos de Nestle.. Y ahora me sigue gustando, pero también me encanta el de jijona. Por eso suelo comprar alguna tableta antes de que acaben las navidades, y la guardo para más adelante, para hacer bizcocho, helado... ¡O comérmela a trocitos de postre con el café!

Estas natillas, como todas, son muy sencillas y rápidas de preparar. Como el turrón ya tiene suficiente azúcar, les he puesto stevia líquida de la que venden en mercadona, pero también podéis hacerlas con 80 o 90 g de azúcar.
Con estas cantidades os saldrán entre 6 y 8 raciones, según tamaño.


Para las natillas de turrón:

martes, 29 de enero de 2019

Bizcocho de calabacín y limón


¡Buenos días! Seguimos con lluvia por Asturias y hoy, además, sopla un viento tremendo. Ideal para escribir recetas, porque para pasear no está el día...
Hoy comparto con vosotr@s este bizcocho de calabacín y limón. No es la primera vez que utilizo calabacines en la repostería: estos muffins de chocolate son unos de mis favoritos.

El calabacín no aporta sabor al bizcocho, sólo lo hace jugoso. Lo que yo hago, tras rallarlo con un rallador o triturarlo con la themomix, es ponerlo unos minutos en un colador para que suelte el exceso de agua. Mientras tanto, voy preparando los demás ingredientes y el molde. Cuando llega el momento de utilizarlo, lo seco un poco con papel de cocina, y lo añado.
Si no queréis que en el bizcocho se vean pintitas verdes, como en la foto del corte, sólo tenéis que pelar el calabacín. Yo, si es de los verdes claritos de piel fina, no lo hago.


Para el bizcocho de calabacín y limón:

jueves, 24 de enero de 2019

Tarta de queso do cebreiro


¡Tenéis que probar esta tarta de queso! Creo que es una de las mejores que he hecho, supercremosa y con el sabor suave y delicioso del queso do cebreiro.
Este es un queso de pasta blanda, elaborado con leche de vaca, que se produce en la parte oriental de Lugo. Tiene forma de hongo o "gorro de cocinero" y se elabora sin aditivos ni conservantes. No tiene corteza y está buenísimo tanto con acompañamientos dulces como salados.

Como tenía medio queso sin estrenar (con tantas fiestas navideñas lo tenía arrinconado en la nevera) se me apeteció añadirlo a una cheesecake, y esta receta surgió un poco "de prueba". Y ¡sorpresa! Nos gustó tanto que ya la he repetido dos veces y ahora la comparto con vosotr@s.
He utilizado un molde desmontable de 18 cm de diámetro. Si utilizáis uno mayor, lógicamente, la tarta quedará más fina y el tiempo de horneado será menor.


Para la tarta de queso do cebreiro:

domingo, 13 de enero de 2019

Pudin con peras en microondas


¿Ya os habéis terminado el panetone y el roscón? Porque si aún os queda, os traigo esta receta de aprovechamiento: un delicioso pudin, cuajado en el microondas para que no os dé pereza estar pendientes del horno.

Yo lo he hecho con restos de un brioche. Normalmente, cuando se queda duro suelo tostarlo en rebanadas, o hacer torrijas, pero me apetecía variar un poco y me acordé de este pudin que mi madre hace a veces con trozos de pan o magdalenas. Ella le pone manzanas, pero yo las he cambiado por unas peras que tenía en el frutero. Con cualquiera de estas frutas queda buenísimo.

Yo le he puesto xylitol en lugar de azúcar. Si lo preferís, podéis sustituírlo por azúcar o panela en la misma cantidad.


Para el pudin con peras:

jueves, 3 de enero de 2019

Galette des rois de chocolate



¿Todo a punto para recibir a los reyes magos? En mi casa siempre es mi madre la que hace los roscones. En plural, sí, porque le salen dos o tres y luego nos tiramos días comiendo roscón, aunque alguno siempre se regala.
Como la amasadora oficial es ella, y al método tradicional, a mano y con sus varios levados, nunca consigo poner el paso a paso en el blog. Así que este año, como estoy viendo que me va a pasar lo de siempre, os dejo ya esta receta supersencilla de galette des rois, la tarta de hojaldre con crema de almendra que se come en francia por estas fechas. Al igual que nosotros, allí también le meten una sorpresa.

La galette de rois suele llevar una mezcla de crema pastelera y crema franchipán de almendra. Esta versión de chocolate es mucho más sencilla, ya que sólo lleva la franchipán chocolateada.
La receta es de la página de Thermomix, pero os pongo también la versión tradicional.


Las láminas de hojaldre son las redondas de mantequilla de Lidl.


Para la galette des rois de chocolate:

lunes, 31 de diciembre de 2018

Tarta de queso con gamonedo



¡Ultima receta del 2018! Para terminar el año os voy a dejar aquí la tarta que tomaremos hoy en la cena de nochevieja, una cheesecake con quesos filadelfia, arzúa y gamonedo.
La receta es del instagram de @cherenayuso, con algunas modificaciones. Me llamaba mucho la atención lo de añadir queso gamonedo a una tarta, ya que tiene un sabor bastante fuerte. Hace un par de semanas lo probé y nos gustó mucho el resultado, así que hoy la he repetido para el postre de la cena.

La base es de panetone y está buenísima. Si nos os gusta el sabor de panetone, probad a ponerle pandoro, sobaos o la tradicional base de galletas trituradas con mantequilla.
A mí me ha gustado este método de cortar rodajas de panetone, aplastarlas un poco en el molde, rociar con spray de aceite de oliva y guardar en la nevera unas horas, o toda la noche, hasta ponerle el relleno y meterla al horno. Os confieso que la base de galletas no me va mucho, y sólo se la pongo cuando la tarta la va a comer mi hermana, porque le encanta.

Lo del punto de cuajado de la tarta va en gustos. A mí me gustan las tartas de queso bien cuajadas. Si a vosotros os gusta el relleno "tipo tortilla", que se salga al partirla, tendréis que dejarla menos tiempo en el horno.


Vamos con la receta:

Para la tarta de queso con gamonedo: