Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 3 de mayo de 2019

Brioche de mascarpone



¡Buenos días! Hoy os traigo la receta del brioche de mascarpone.
Hecho íntegramente en la panificadora, que me encanta para hacer masas levadas. Y, además, es comodísima... ¡Si es que se hace él solo!

Algunas veces, cuando hago brioches, los amaso y levo en la pani, pero luego los cuezo en el horno: esto lo hago cuando quiero darles otra forma, haciendo bolitas o en un molde redondo.

Los brioches no suelen ser muy dulces, pero a mí me parecen ideales para tostar rebanadas y desayunarlas con mermelada. Cuando los hago con esta forma, siempre congelo alguna envuelta en film transparente.


Para el brioche de mascarpone:

100 ml de leche tibia
100 g de azúcar
1 cucharada de miel (podéis no ponerla, pero a mí me gusta añadirla a estas masas)
2 huevos batidos (reservar un poquito para pintar)
250 g de mascarpone
4 g de levadura seca de panadero (o 12 de fresca)
550 g de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
Pepitas de chocolate (congeladas, para que no se derritan)

Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos: la leche tibia, los huevos ligeramente batidos, la miel y el queso mascarpone.
Añadimos encima en azúcar, la sal, la harina y, encima de todo, la levadura seca de panadero. (Si usáis levadura fresca, entonces deshacedla entre la leche tibia.)
Ponemos el programa de pan dulce (nº4 en la pani antigua de Lidl) peso 750g y tueste bajo.

Cuando pita por segunda vez, pausamos el programa, nos mojamos las manos y sacamos las palas. Cogemos la masa con las manos, añadimos en el medio las pepitas de chocolate directamente del congelador, la plegamos y la acomodamos en la cubeta. Pintamos con el huevo reservado.

Ahora podemos pulsar la tecla para seguir el programa, o desenchufar la panificadora para dejar que leve otro rato más. En este caso, pondríamos luego el programa "hornear" y tueste bajo. (Yo en este caso lo apago a los 50 minutos, pero es que me gusta el brioche poco tostado.)

Dejamos enfriar un rato antes de desmoldarlo.

Y, si esperáis un rato antes de partirlo, no os quedarán las pepitas "arrastradas" como me pasó a mí en la siguiente foto: (os quedará un corte más "limpio")


Os dejo una foto de rebanada sin pepitas, para que veáis la miga...¡Queda muy esponjoso!




No hay comentarios:

Publicar un comentario