Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 28 de septiembre de 2013

Layer cake de chocolate



Esta es la tarta que hice la semana pasada para el sexto cumpleaños de mi primito. La quería tooooooda de chocolate, así que así la preparé: bizcocho, relleno y cobertura de chocolate. Para el bizcocho utilicé cacao, para el relleno chocolate negro y para la buttercream, nutella.
Como a sus seis añitos está loco por los dinosaurios, modelé uno en fondant y lo utilicé de topper para adornar la tarta.


Para el bizcocho de cacao:

125 g de mantequilla blanda
260 g de azúcar
3 huevos
45 g de cacao
150 ml de leche
1 cucharadita de vainilla
225 g de harina con levadura

Precalentamos el horno a 180º.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Yo lo hice en thermomix, 3 minutos a velocidad 3 con la mariposa puesta.
Añadimos los huevos uno a uno, mezclando bien. (En TMX, ponemos vel. 3 y  vamos añadiendo todo lo demás por este orden) Agregamos ahora el cacao en polvo y batimos hasta integrarlo. (EN TMX, quitamos antes la mariposa)
Echamos la mitad de la harina, luego toda la leche y finalmente el resto de la harina.
Vertemos la mezcla en el molde escogido y horneamos 40 minutos. Al sacarlo del horno, lo dejamos enfriar diez minutos antes de desmoldarlo.
Mientras se hornea el bizcocho, preparamos el relleno y el almíbar.


Para la ganache de  chocolate negro:

150 g de chocolate negro
100 ml de nata líquida
 Ponemos la nata en un cazo al fuego. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, mezclando hasta tener una crema lisa. La dejamos enfriar para que espese un poco.

Para el almíbar de vainilla:

150 cc de agua
50 cc de azúcar
1 cucharadita de vainilla

Ponemos todo en un cazo a fuego medio, hervimos dos minutos y retiramos.


Para la buttercream de nutella:

250 g de mantequilla en pomada
150 g de azúcar glas
3-4 cucharadas de nutella

Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa y vamos añadiendo el azúcar glas a cucharadas.(Lo hago en thermomix, con la mariposa puesta, a vel. 3) Añadimos por último la nutella y batimos hasta que la crema esté bien montada.


Montaje de la tarta:

Partimos el bizcocho por la mitad, calamos con el almíbar y rellenamos. Cubrimos con la buttercream de nutella y decoramos al gusto. Yo aproveché para estrenar un moldecito de silicona para bombones en forma de dinosaurio. (De hecho, lo más complicado fue transportar la tarta sin comerme los bomboncitos que la decoraban!!!)



miércoles, 25 de septiembre de 2013

Quesillo canario y AIG 2013



Como ya os conté en anteriores entradas, este mes estuvimos de vacaciones en Tenerife y allí probé un postre que me gustó mucho, el quesillo canario. Es como un flan de huevo, pero mucho más suave y cremoso y, según me contaron, el ingrediente clave es la leche condensada. Eso, y no hornearlo a mucha temperatura, para que no se formen "agujeritos" en el flan.

Bien, pues ayer me decidí a probar la receta y quedamos encantados con el resultado!!! (Claro, teniendo en cuenta que normalmente hago los flanes con leche semidesnatada y stevia en lugar de azúcar, el cambio se notó un montón!) Os pongo la receta, facilísima:


Para el quesillo:

4 huevos
1 bote pequeño de leche condensada
La misma medida del bote, de leche (puse semidesnatada)
Caramelo líquido para el molde

Precalentamos el horno a 160º.
En primer lugar, batimos los huevos. Después, agregamos la leche condensada, lo batimos y añadimos, por último, la leche. (En thermomix pongo velocidad 4 y voy añadiendo todo por ese orden)
Vertemos en molde caramelizado y horneamos al baño maría hasta que esté cuajado. A mí me tardó 40 minutos.
Desmoldamos y decoramos al gusto.



El AIG 2013 del título de la entrada es porque me he apuntado al Amigo Invisible Gastronómico de este año, un juego entre bloggers gastronómicos que este año organiza Jessica, del blog Decogalletas.

Uno de los requisitos es que el blog tenga al menos seis meses de vida, así que he podido apuntarme por los pelos!!! Otro de los requisitos es escribir una entrada donde demos pistas a nuestro amigo invisible, contándole lo que nos gusta.


Bien, pues a mí me gusta todo, TODO lo relacionado con la cocina y en especial con la repostería. (Tengo un millón de moldes, pero siempre encuentro un hueco para uno más!!)
También me gusta mucho dar cenas en casa, así que manteles, servilletas o cualquier cosa para decorar la mesa sería bien recibido.


Adoro leer, pero desde que tengo el kindle sólo me compro libros de cocina y repostería; me encanta pasar sus páginas y mirar las fotos y las presentaciones de las recetas. (No soporto los libros de cocina sin fotos!!!)


Otra de mis pasiones es viajar. De hecho, acabamos de volver de las vacaciones y ya estamos emocionadísimos pensando en el viaje del año que viene, destino Tailandia. (Donde voy a aprovechar para hacer un curso de cocina tailandesa, ¡qué mejor lugar para aprender!)

Con esto creo que ya le he dado muchas pistas a mi amigo invisible...Sea lo que sea, seguro que me encantará.

martes, 17 de septiembre de 2013

Coca-cola cake



Hola a todos!!! Se acabaron las vacaciones, que tanto tardan en llegar y tan rápido pasan...
Vuelvo a la rutina con una receta que tenía muchas ganas de hacer, un cake de cocacola y cacao que vi en el libro de Nigella Lawson "How to be a domestic goddess". Nigella Lawson es una periodista y cocinera británica autora de varios libros de cocina y tiene un programa en la televisión estadounidense donde nos muestra sus recetas. Si queréis saber más, os dejo el enlace a su web aquí.

La idea de añadir cocacola a un bizcocho me parecía bastante curiosa, aunque veréis que la preparación es muy parecida la tarta de cerveza negra que publiqué hace poco. La masa queda muy líquida y me daba un poco de miedo que se desparramara en el horno, pero en lugar de eso, sube hasta formar un bizcocho alto y nada pesado, en el que predomina el sabor a chocolate, a pesar de llevar sólo dos cucharadas de cacao.


Para el coca-cola cake:

200 g de harina
250 g de azúcar moreno
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 huevo grande
125 ml de buttermilk (lo hacemos añadiendo una cucharadita de zumo de limón a 125 ml de leche y esperamos diez minutos a que se "corte")
1 cucharadita de vainilla
125 g de mantequilla
2 cucharadas de cacao
175 ml de cocacola


Precalentamos el horno a 180º.
En un bol grande,mezclamos la harina, el azúcar y el bicarbonato.
Ponemos la cocacola, el cacao y la mantequilla  en un cazo a fuego medio y removemos hasta que esté todo fundido. Añadimos esto al bol anterior y lo mezclamos bien.
En otro bol, batimos el huevo con el buttermilk y la vainilla y lo añadimos a la mezcla, batiendo todo hasta tener una masa uniforme bastante líquida.
Vertemos la masa en el molde escogido y horneamos unos 40 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo o un cake tester salgan limpios.
Al sacar el bizcocho del horno, esperamos diez minutos antes de desmoldarlo, para que no se nos rompa.



Para el icing con coca-cola:

30 g de mantequilla
3 cucharadas de cocacola
1 cucharada de cacao
1/2 cucharadita de vainilla
125 g de azúcar glas (en la receta de Nigella pone 225 g, pero me parecen demasiados...)

Ponemos la mantequilla con la cocacola, el cacao y la vainilla al fuego y removemos hasta que esté todo fundido. Añadimos entonces el azúcar glas. Yo he puesto 125 g de azúcar y me parecen suficientes, pero podéis aumentar la cantidad a vuestro gusto.


Vertemos el icing sobre el bizcocho aún templado. Va a filtrarse un poco por el cake, y va a escurrir también por los lados, así que podéis cambiarlo después a la fuente de servir definitiva.
No dejéis de probarlo, de verdad que merece la pena hacerlo!!






lunes, 9 de septiembre de 2013

Layer cake de limón y arándanos



Me confieso una enamorada de los layer cake, los pasteles a capas más altos que anchos... Y bien cubiertitos de frosting, porque le tengo cierta manía al fondant. Me gusta utilizarlo para hacer pequeños adornos, como flores o figuritas, pero no me gusta comer tartas cubiertas de fondant, no les cojo el gusto... Por eso la mayoría de los pasteles que hago los cubro con crema, como este que hice para despedir a mis padres, que me abandonan unos meses para pasarlos con su nietecito en Tenerife... Cuando leáis esta entrada, espero estar disfrutando del solete de la isla, porque aprovechando el bautizo de mi sobrino nos quedaremos unos días por allí.
La tarta lleva dos bizcochos de limón con arándanos, y uno, en el medio, de arándanos triturados, para darle un color diferente. Está calada con almíbar de limoncello, rellena de mermelada de arándanos y cubierta por un frosting de mascarpone y limón.
Creo que este frosting es uno de los más ricos que he hecho, fresquito y nada empalagoso!!

Para los 3 bizcochos de limón y arándanos:

250 g de mantequilla
270 g de azúcar
4 huevos grandes
1 yogur de limón
Ralladura de medio limón
350 g de harina con levadura
Una tarrina de arándanos + 2 cucharadas de azúcar

Lo primero de todo, ponemos la mitad de los arándanos en un cazo con las 2 cucharadas de azúcar y una de agua y los llevamos a ebullición. Los trituramos y los reservamos.
Precalentamos el horno a 180º.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta tener una crema. (Si utilizamos thermomix, 3 minutos a vel. 3 con mariposa.)
Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien, y agregamos luego el yogur. (TMX: Ponemos vel. 3 sin tiempo y vamos añadiendo los huevos y el yogur hasta que estén integrados.
Echamos la harina con levadura en dos veces, mezclando bien todo. (TMX: quitamos la mariposa y batimos 10 segundos a vel. 4)
Dividimos esta mezcla en tres partes. A dos de ellas les ponemos arándanos enteros, mezclando con cuidado para que no rompan porque nos teñirían la masa. (Se pueden poner congelados, que son menos frágiles) A la tercera parte, le añadimos el puré de arándanos que teníamos reservado y lo batimos hasta que esté de un color uniforme.
Horneamos nuestros bizcochos 30 minutos.


Para el almíbar de limoncello:

Zumo de un limón
50 ml de limoncello
100 g de azúcar
50 ml de agua

Ponemos todo en un cazo al fuego y lo llevamos a ebullición, removiendo para deshacer el azúcar. Reservamos.

Para el relleno y cobertura:

1/2 tarro de mermelada de arándanos
250 g de mantequilla
200 g de queso de untar
200 g de azúcar glas
3 cucharadas de lemon curd (utilicé la marca Wilkins & Sons, la compré en Gadis).

Para hacer el frosting de limón y queso, batimos la mantequilla blanda hasta que esté cremosa y vamos añadiendo el azúcar glas a cucharadas. (TMX: con mariposa, a vel. 3). Añadimos el lemon curd y el queso y seguimos batiendo hasta tener una crema uniforme


Montaje de la tarta:

Ponemos en la fuente de servir un bizcocho de limón, lo calamos con almíbar y lo cubrimos de mermelada. (Podemos hacer una cinta de frosting de limón por el borde para que no se salga la mermelada)



Ponemos encima el bizcocho de puré de arándanos y repetimos el paso anterior.
Cubrimos con el bizcocho que nos queda, calamos de almíbar y cubrimos con el frosting.



Está decorado con florecillas de fondant rosa y lila. La galleta es una de las que hice para el bautizo de mi sobrino, con una brocheta ensartada antes de hornearla.




martes, 3 de septiembre de 2013

Tarta de cerveza negra



Hay un montón de versiones de esta receta por la red y, a petición de mis compañeros de trabajo, aquí tenéis la mía. Todas las que he encontrado llevan un montón de azúcar, unos 400 g, debido a que utilizamos una buena cantidad de cacao puro y  cerveza negra. Yo he puesto 250 g y creo que no es posible reducirla más sin que quede demasiado amarga... Con esta cantidad para mí tiene el toque justo de dulzor. El bizcocho es denso y jugoso, y no sabe a alcohol, sino a chocolate intenso. El sabor a chocolate se ve suavizado con el frosting de nata y queso de untar, que imita la densa espuma de la cerveza.

Para la tarta:

200 ml de cerveza negra
125 g de mantequilla
60 g de cacao puro
250 g de azúcar
100 ml de nata líquida
2 huevos
200 g de harina
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de vainilla

Ponemos en un cazo a fuego medio la cerveza y la mantequilla, removiendo hasta que ésta se derrita, y procurando que no hierva. Retiramos del fuego y reservamos.
Precalentamos el horno a 180º.
Mezclamos en un bol la harina, el azúcar, el cacao y el bicarbonato. (TMX: 15 seg, vel. 3)
En otro bol, ponemos la nata, los huevos y la vainilla y lo batimos bien. (TMX: 2 minutos, vel. 4) A esto le añadimos la cerveza con la mantequilla fundida y lo batimos hasta tener una mezcla uniforme. (TMX: 30 seg, vel. 3) Añadimos la mezcla de ingredientes "secos" y lo mezclamos hasta integrarlos en la masa. (TMX: 10 seg, vel. 4)


La mezcla queda bastante líquida, no asustarse y no añadir más harina, una vez horneado queda un bizcocho muy jugoso. La vertemos en el molde (yo utilicé uno de 22 cm de diámetro) y horneamos 40 minutos.


Para el frosting:

200 ml de nata líquida para montar
200 g de queso de untar
100 g de azúcar glas

Montamos la nata. Si lo hacemos en thermomix, metemos un rato antes el vaso en la nevera para que esté frío, ponemos la mariposa y montamos la nata a velocidad 3 y 1/2. La sacamos a un bol.
Sin lavar el vaso, echamos el queso con el azúcar glas y lo batimos 2 minutos a velocidad 3. Lo sacamos y lo añadimos a la nata del bol, mezclándolo con movimientos envolventes.
Cubrimos la tarta con esta crema y rebañamos el bol  ;)



Estos días he estado ocupada preparando las galletas para el bautizo de mi sobrinito... Que es en Tenerife!!!! Así que aprovechando el evento, nos quedaremos por allí unos días de vacaciones disfrutando del solete en familia... Os dejo un trozo de tarta hasta la vuelta!!!